Los incendios arrasan en la región vitivinícola del norte de California.

Grandes nubes de humo marrón están sobre los cielos de California hace semanas, a causa de los incendios forestales causados por los cambios climáticos. La zona afectada es la del Valle de Napa, en donde se encuentra gran parte de los viñedos y las bodegas de los Estados Unidos, las cuales no solo han perdido sus plantaciones, también su producción y sus bodegas. Mas allá del costo financiero de la destrucción en Napa está el precio emocional, ya que los incendios forestales obligan a miles de personas, empresas y bodegas a evacuar.

Más de 16.500 bomberos continúan trabajando para contener los incendios. Mientras que las condiciones de alerta roja han disminuido, las temperaturas cálidas y la baja humedad continúan desafiando los esfuerzos de los trabajadores.

El número total de víctimas mortales en todo el estado es de 31 y más de 8500 construcciones han sido destruidas. Se han registrados más de 8200 incendios forestales que han quemado más de 5 millones de acres en California; atacando no solo bosques, viñedos y bodegas, si no también viviendas locales.

En California se está viviendo en 2020 el peor año de su historia en cuánto a número de incendios y superficie quemada, y las autoridades alertan que la temporada de fuegos todavía podría alargarse dos meses más, puesto que octubre y noviembre son los peores del año en este sentido.

Las bodegas más afectadas del norte de California son Hourglass, Merus, Behrens Family, Fairwinds Estate, Paloma Vineyard, Tuck Beckstoffer Estate, Newton, Spring Vineyard y Mountain Vineyard, quienes ya han estado evaluando sus daños y mirando hacia adelante con la reconstrucción.

92 puntos Decanter para Punto Final Reserva Cabernet Franc.
Bodega Renacer presenta una nueva cosecha de sus vinos ícono Malbec y Cabernet Franc.