Renacer y los malbecs



El Malbec es la variedad tinta que mejor se ha adaptado a lo largo del tiempo al suelo y clima argentino, es en Mendoza y Luján de Cuyo que se da el terroir ideal para este cultivo y es por eso que, sumado al expertise de nuestro equipo, nos consideramos especialistas en esta cepa.


Hablemos un poco más de la planta del Malbec; desde la planta: a lo largo del tiempo, desde que fue instalado en la Argentina se han ido realizando selecciones de plantas para que se vayan adaptando a las diferentes afecciones climáticas. En la finca de Renacer, tenemos plantas que datan del año 1930 y estas tienen buenos rendimientos y características que aportan a cada uno de nuestros vinos, y también cuarteles que fueron plantados en la década pasada y gracias a esto obtenemos vinos con gran diversidad.


Desde la uva; este varietal “Tiene un racimo pequeño y en la piel de los granos están los componentes aromáticos y los taninos. Por eso es que se busca un desarrollo limitado de la fruta para no tener tanta pulpa y que los compuestos no se diluyan. La baya es de color violeta muy oscuro, casi negro, y los compuestos del color se incrementan con la altura en los viñedos, es por eso que al Malbec argentino, si hay algo que no le falta, es color”, explica Fernanda Aluatti, Ingeniera Agrónoma de Renacer.


Desde el vino; los Malbecs se destacan por su aroma floral y frutal, guindas, ciruelas, café, chocolate, cuero, trufa, vainilla, uvas pasas, entre otros. Cuando este vino es criado en barricas de roble aparece la vainilla. Colores inconfundibles como rubí intenso con matices violáceos o azulados. Aunque durante los dos primeros años del vino, estos colores están definidos por el rojo cereza o rojo guinda, luego pueden reconocerse matices bordó. Los taninos son cálidos, suaves y taninos dulces y en el paladar es posible distinguir sabores a mermelada, ciruela, dulce de guinda, chocolate, frutas secas, vainilla y balsámicos. Al añejarse en botella, aparece el tabaco, la pimienta, la canela o el cuero.


Desde el maridaje; De forma perfecta el Malbec combina con la carne roja, pero no es la única posibilidad de maridarlo, los quesos, las pastas con salsas rojas y postres de chocolates también lo son. Y para servirlo, es ideal a temperatura de unos 16 grados cuando son jóvenes y unos 18 para cuando se trata de una botella de guarda.


Desde el consumidor; Mendoza, es reconocida en el mundo por su altísima calidad de Malbec para el consumo de todos.


Renacer y los Malbecs:


En nuestro portafolio de Malbecs encontramos Punto Final Malbec, un vino elaborado con uvas del Valle de Uco y de Perdriel, un vino fácil de tomar, fresco, jugoso y limpio. Y recientemente recibió 91 de James Suckling. También está disponible desde la cosecha 2021 su versión orgánica.


Punto Final Malbec Rosé, con uvas 100% de nuestra finca, frutado y fresco, es un rosado de elaboración orgánica y certificado como vegano. En el portafolio de orgánicos lo encontramos como Punto Final Orgánico Malbec Rosé.


En la línea Punto Final Reserva, el Malbec al que Descorchados le otorgó 90 a la cosecha 2019, es elaborado con uvas que vienen de Luján de Cuyo y Valle de Uco, logra ser un vino elegante y concentrado.


Renacer Malbec, el de la R anaranjada en la etiqueta, como lo describió Luis Gutiérrez, que puntuó a la añada 2017 con 90 puntos es un Malbec de alta gama con uvas del Valle de Uco como Vista Flores y Gualtallary. Y al que Suckling también le acaba de dar 92 de la añada 2019. Es un vino complejo, por su paso por 24 meses por barricas de roble francés de primer uso, y se elabora todos los años desde 2003.


Para concluir, Fernando Sota, nuestro Gerente de Enología, nos comenta que “La variedad que más le gusta elaborar es el Malbec, y las expectativas de lo que traerá cada año”.